El año que corrimos peligrosamente...

  • varamon
  • Avatar de varamon Autor del tema
  • Fuera de línea
  • Moderador
  • Moderador
  • Con la Varadero en el corazón...
Más
3 años 7 meses antes #2335 por varamon
varamon Publicó: El año que corrimos peligrosamente...
En la vida he tenido muchas frases, que podrian definir diferentes aspectos de la misma, para mi obsesión motociclista, solo tengo una frase, "Hay otra vida menos peligrosa que la del motero, pero para mi, simplemente, es menos vida"


AVISO: Cualquier parecido con la realidad es pura imaginación del lector, toda la historia y sus efectos y detalles así como causas, son pura ficción producto de la imaginación del escritor.


-Es difícil explicar como me sentí aquel frío día de invierno, en el que el destino me iba a traer a una persona que aunque nunca lo supo, es una de las personas culpables de que yo haya salido tan motero..... y desgraciadamente, en una época cercana, tan temerario.


Aquella tarde llegaba a casa de una amiga para tomar algo en el bar frente a su casa, era pronto, aún faltaban 20 minutos para encontrarme con ella en el bar.


Al bajarme de mi destartalada y gastada tzr80 del 89 con mis 19 temerarios años, vi una moto que sólo había visto en revistas y a su dueño acercarse casco en mano, sentí el impulso de preguntarle a aquel tipo sobre la flamante y agresiva en líneas, gsxr 750 '96 SRAD recién horneada.

La que decían que era la herencia de kevin swantz.

-Corre mucho? Le pregunté.

Y el tipo con su sonrisa de oreja a oreja, hinchado como un croisant me respondió, se pone a 280 así!

Haciendo un ademan llamativo, casi ensayado pensé, chasqueo los dedos a la vez que movía la mano con un movimiento rápido de izquierda a derecha.

Madre mía, tanto?

-Es super bonita!

El tipo miro mi tz y omitió hacer ningún comentario, lo cual yo agradecí, no sin antes decirme mientras se ponía su casco, una carrerita? A lo cual le respondí en tono seguro....


-Algún día, descuida, algún día, pero ese día, perderás, (A ver sí así se deshincha un poco el chulito, pensé), el tipo me miro sorprendido de mi respuesta, mientras ajustaba en su casco el cierre de doble anilla, y volvió a mirar la tz.


-No será con esta descuida!! le dije sonriendo.

A lo cual reímos ambos, hubiera sido demasiado humillante competir con semejante hierro en esa ocasión no?

Nada tenía que hacer con la moto que yo tenía en ese momento, estaba claro, pero algo me llamó la atención en ese motero, algo que me obligó a pensar que no iba a ser la última vez que me lo iba a cruzar, no se sí fue sólo su moto, no, creo que fue su talante, su aspecto y su mirada le daban un aire de seguridad, era alto, bastante, lo menos 1,85, su llamativa chaqueta de piel clara con grandes insignias de lucky strike,

su larga melena castaña, casi rubia, que salía bajo su casco, un arai kocinski que me encantaba, iba en unos anchos tejanos rajados, algo que pese a ser muy de los 90, me dio la sensación de que le quedaban bastante mal, lo cual podría ser debido a su altura o a su delgadez, me daba igual, sólo se que ese impulso que tuve de hablar con el no era normal en mi.

No solía hacerlo nunca, no me gustaba ver como se crecía un desconocido al admirar su posesión, ni sí quiera me gustaba echar piropos a tias desconocidas, por el mero echo de que 9 de cada 10 lo ignoraba, y de cada 10 chicas que te prestaba atención, como mucho dos te sonreían y sólo una soltaba un.. GRACIAS!

Una mezcla un poco de admiración por esa japo recién salida y curiosidad por el tio de los tejanos rajados, me había invitado entrarle a hablar y segundos después, aunque me ignoraba, yo sabia que aun me miraba de reojo, se notaba, al igual que se notaba que le había dolido esa afirmación con tanta seguridad por mi parte, de que algún día le ganaría.


Pero ese día tendría aun que llegar.


Algo me decía que ese motero y yo nos íbamos a ver más de una vez, y esa melena al viento iba a ser fácil de distinguir hasta de lejos, y no me equivocaba, el destino iba a traérmelo más de una vez, y yo, que soy fiel a mi intuición, sabía bien que nada ocurre por nada y que tarde o temprano nos veríamos las caras, por que la isla es pequeña y en la carretera nos veremos, en aquel momento no pude ni imaginar ni intuir, que vería a ese motero morir en mis brazos.

Pasaron meses hasta que me lo crucé, la siguiente vez sólo fue de pasada, yo iba hacia casa de la novia cruzando la ciudad a plena tarde. Pero vi de lejos ese doble faro que adelantaba coches con facilidad, llamaba la atención por que en ese modelo de suzuki solo alumbraba un faro, algo que en su día me parecía bastante feo, cuando lo vi no pude evitar fijarme de nuevo en su larga melena de pelo ondulante suelto y en lo rápido que iba el mamón siempre, ya te pillare...

No pasaron mas que unas escasas semanas y llego de nuevo, otra vez nos volvimos a cruzar.

En esta ocasión al ir en la misma dirección, vi de lejos esa melena al viento.

No lo pensé, ni un momento, acelere la tz, por las avenidas de palma mientras sorteábamos coches, yo sabia que ya me había visto por el retrovisor, y que en algún semáforo nos veríamos de nuevo, adelantábamos entre coches como quien le persigue el diablo, rozando algún que otro retrovisor y viendo como algunos coches daban volantazos para dejarnos paso, no íbamos tampoco a demasiado, solo a unos 80 o 90 km/h, y llegó, ese semáforo de la plaza españa se puso en rojo, serpenteamos para llegar a pole position del semáforo, y paramos, el melenitas, se puso en el centro de un carril, yo en el carril de al lado también en el centro, nos miramos y claro, me reconoció, me hizo un ligero ademan de cabeza a modo de saludo, le respondí con el mismo, pero aun fui mas allá y le solté.. -Ya te queda menos, te ganaré!!!!

Mi intención estaba clara, no te olvides de mi, por que algún día, el humillado seras tu.

El tio se lo tomo a guasa, y se reía y se reía, cuando se puso el semáforo de los peatones verde a parpadear, y los últimos peatones corrían, mister lucky strike empezó a hacer rugir su motor, mientras me miraba rabioso, le respondí con simplemente un saludo a modo de despido, como si no fuera conmigo.... y salio como quien despega sobre un cohete, vi como frenaba y derrapaba su rueda trasera en el resbaladizo asfalto al llegar a la curva, yo no tenia prisa, ahora que lo veía de vez en cuando, sabia que me lo encontraría tarde o temprano de nuevo.


Nos volvimos a cruzar varias veces mas los siguientes meses, repitiendo en alguna ocasión el numerito de la salida de moto gp , a lo que yo respondía con una salida a modo, abuelo en mobilette.


Pero llegaron épocas de cambios en mi vida, siempre fui alguien decidido y fui escalando en rango laboral así como pude en un par de años cambie de moto, llego mi aprilia rs 125 extrema, color valerossi, belleza italiana muy ligera y rabiosa, que un chicharrilla como yo aprendió en poco tiempo a exprimir y a escaparse de algún municipal.........

Llegaron mis primeras curvas a lo loco, (y mis primeras multas por conducción negligente) hacia mas de un año que no veía al melenas, ya ni le recordaba, hasta que un día de verano lo vi, cruzo delante mía por una avenida, su melena le delataba pero cometió el terrible crimen de pintar la moto, de el color original suzuki azul y blanco, que me parecía tan bien acertado a esa moto, la había trasladado a un rojo-blanco, un poco sobrio, no le quedaba bien, ahora lucia un escape láser que tronaba mucho mas que antes.

Recé a san agostini para que se pusiera el semáforo en verde de una vez, iba a comer a casa de los padres de la novia, podían esperar pensé.

Aceleré fuerte, di la vuelta donde pude, tenia que intentar posicionarme a su lado, debía enseñarle mi novedad, y así lo hice, después de cuatro adelantamientos y unas cuantas burradas, zigzagueando, lo conseguí alcanzar, todo sea dicho por el semáforo en rojo, siempre iba cascado el mamón.......


Al ponerme a su lado, le robe la mirada con ese color vivo de mi aprilia y después le salude, a la vez que le decía,- YA TE QUEDA MENOS !!! el tio me miro sorprendido , pero me reconoció!!!! y me dijo, buena maquina!!!

Empezo a parpadear el muñeco verde de los peatones, al tiempo que el melenitas volvía a hacer su numerito de salida de competición, me miraba y se cerraba la visera con un golpe seco, que poco te queda...... pensaba yo.....

Como en otras ocasiones me limite a decirle adios y a hacer mi salida propia de abuelo+ mobilette, cigarro en boca sin casco, con la senalla de esparto en la bandeja porta bultos, vamos, salida de lo mas perezosa que se podía hacer,

Mientras tanto , el salio como un tremendo relámpago, perdiéndose enseguida.

Podría contar unas cuantas mas, pero de estas me acuerdo como si hubieran sido ayer, al igual que recuerdo su mano temblorosa agarrando la miá aquel fatídico día de mayo...

Otra vez que me lo crucé en un semáforo y mister lucky strike llevaba la moto rascada , de alguna caída supuse, a lo cual se lo señale y me dijo que fue una mala tarde, al tio llegue incluso a encontrármelo con los años, en bares, discotecas, restaurantes etc, solo en alguna ocasión se cruzaron las miradas y nos saludamos.

Llegaron mas motos por mis manos, las 3 cagiva freccia, que compre por dos duros y conseguí montar una entera , que al final nunca conseguí conducir en circuito, la vendí antes, necesitaba pasta, eran tiempos de cambios, llegaron las motos de 4 tiempos a mis manos, mi primera 600, junto con la crisis de los seguros, que me hicieron dejarla aparcada bastantes meses durante 3 años y medio, con aquella moto no conseguí ver al melenitas, fueron bastantes los años sin verlo, hasta que algo mas de 4 años después de la ultima vez que vi a mi ya por aquel entonces "amigo" el de las salidas bestias de semáforos, lo vi.......

Lo recuerdo como si fuera ayer, que demonios ayer, como si hubiera sido hace un rato, casi puedo oler como olía aquel dia de mayo, con la primavera ya avanzada, con esa mezcla especial de césped húmedo y polucion discreta de mañana de sábado en palma centro, era temprano, por aquella época solía salir temprano, a las 9 ya estaba con la moto en marcha.

Salia solo, por aquella época con mi gsxr 1000 '02 , no salia aun en grupo, me gustaba ir solo, la novia trabajaba y yo me despertaba temprano con ella, así que salia con la moto y disfrutaba de la tranquilidad de pasear por la sierra, sin tener prisa, sin llevar ritmo de grupo, sin estar pendiente de los demás, ni de dejarlos atrás, ni de quedarme retrasado, solo yo, mi moto, mi deposito lleno, mis guantes, mi casco, mis pantalones cortos y mi camisetas de manga larga, me encantaba conducir semi desnudo por la sierra, es la mayor sensación de satisfacción que se puede tener, sin prisas, pero sin pausas, sintiendo el fresco rocío primero, y mas tarde el templado sol de la mañana, a veces despacio, a ritmo de enlatado, otras veces a ritmo de energúmeno, por que yo, siempre he sido así, tengo un cable cruzado, cuando se tuerce algo en mi cabeza, saco al monstruo que llevo dentro, y si hace 10 minutos iba paseando a miss daisy, ahora puedo ir haciendo rugir mi motor de rabia, apurando en cada curva, como si me persiguiera el mismísimo diablo, y fue en una de estas idas de olla mia, de ese soleado día de mayo, ya al mediodía después de un extasiado y peligroso, palma-valldemossa-andratx-palma, bajando por la autopista de palma nova nunca a menos de 180 kms/h pero viendo a veces sin problema los 280, cuando lo vi.....

Casi ni podía creerlo, sentí uno de los mas terribles escalofríos que recuerdo en mi vida, ERA EL!!! seguro, su melena le delataba, aunque algo mas corta creí recordar, pero su delgadez y su altura, me resultaron tan familiares como si hubiera sido mi propia madre, no me podía equivocar.....

Llevaba una moto, que hubiera reconocido a kilómetros, era una r1 roja, de 2002-03, su afilada figura terminada en esa cola tan minimalista con ese inconfundible piloto de leds, casi no podía creerlo, yo estaba extasiado y venia de la autopista a mil por hora, y me encuentro con el!!!! estaba parado en el semáforo, y mientras llegaba se puso en verde y salio disparado, yo bastante mas retrasado, sentí esa rabia, ese temblor en todo el cuerpo, ya no era un escalofrio, era pura ira, trasladada a los mandos de una de las deportivas mas potentes del mundo en ese momento, en ese preciso momento, perdí todo atisbo de humanidad, recuerdo solo tener una idea en la cabeza, tan clara como si fuera un instinto puramente primitivo, casi animal, ACELERA!!!! y acelere, como si me fuera la vida en ello, como si no existiera nada mas en el mundo, no existía nada mas importante, que un encuentro con aquel motero al que hacia años que no veía, nunca imagine que seria la ultima vez que lo vería con vida....


Desde aquel día, todo cambio en mi mundo, desde aquel día,



dios no me quiere y el diablo le tiene miedo, a este humilde motero.


Hay otra vida menos peligrosa que la del motero, pero para mi, simplemente, es menos vida"....

El mejor motero es aquel que llega a viejo subido en su moto...

Por favor, Identificarse o Crear cuenta para unirse a la conversación.

Moderadores: PorravaramonWorse